El Drogas: “Hace diez años que no me meto ni perica, ni petas ni alcohol, y podría, pero no me apetece”

0
1161

En un llevar la contraria a su nombre artístico, El Drogas hace ya muchos años que dejó todo lo que tiene que ver con su alias para vivir de día.

Una década ya sin “meterse nada”, así lo dice él literalmente en esta entrevista. Su nuevo trabajo recorre sus canciones más emblemáticas grabadas en un directo que se ha bautizado Un día nada más (Warner).

Ahora se acuesta temprano…
Recuerdo cuando vivía de noche y aparecía en casa a las… Dejémoslo en: a las. Generalmente procuraba que no saliese el sol, porque nunca me ha gustado, eso es demoledor. Ahora es al contrario, vivir de día: me muevo antes que el grupo y veo el bar, las piedras de los lugares…

¿Vive de día?
Sí, había estado dando vueltas y vueltas al país y me he dado cuenta de que no sabía si estaba en un bar de Lérida o de Cáceres.

¿Le disgusta que digan que este es un disco homenaje a sí mismo?
Es que yo me hago muchos homenajes: igual soy soberbio, pero cada bolo que me hago es un homenaje. Vivo en un oficio que me encanta. De vacaciones busco un rincón para tocar la guitarra. Y leer, porque para seguir aprendiendo a escribir tengo que leer mucho.

Qué placer…
Es la leche leer y oír música. Sin lectura y música está jodida la cosa. Y todo tipo de música y lectura. Para que tengamos criterio.

Lo de todo tipo está bien, pero ¿no es demasiado?
Tendré que leer el libro de Belén Esteban porque tengo en mente hacer un grupo que se llame Los asesinos de Belén Esteban y que sea una reunión de asesinos en serie. Fíjate si hay personajes para asesinar y asesinarlos sin que te hagan juicio después. Aunque yo con muchas letras me imaginaba en un juicio, pero no me ha funcionado, no me han hecho ni puñetero caso. No sé qué hay que hacer para que a uno la censura lo tenga en cuenta.

¿Igual hay que ser más obvio?
Pero si yo no soy muy ingenioso, es muy simple. El sueño era que me llamaran a declarar. Me iba a cubrir de gloria o de mierda, que es lo mismo.

¿Es igual?
Suele ser lo mismo.

¿Así fueron sus épocas de mayor gloria?
Las que más mierda he tenido. Las que menos me he enterado, acababa un bolo y al hotel y decía: este no soy yo.

¿Y ahora?
Feliz. Los que me conocen me tienen manía y los que no pues no me conocen.

¿Y los jóvenes?
Pasan de mí, porque les han puesto tanto Barricada sus padres que igual nos tienen manía. Paso por la vida como un personaje entrañable.

¿Siente que no se he perdido nada?
Me hubiese gustado no ser tan ignorante en los ochenta sobre las dogas, que llevó a muchos que estaban conmigo a quedarse en el camino. Ojalá hubiéramos leído el libro de Escohotado. Hubiéramos echado a arder la calle para que no se confundiera nadie y supieran que nadie se muere de sobredosis de heroína, se muere de sobredosis de la mierda que le meten a la heroína.

¿Sigue habiendo rock en los jóvenes?
Sí, pero vivo de día, entonces ya no estoy tan puesto en lo que se hace ahora, aunque sí conozco jóvenes que lo hacen muy bien. Hubo un momento en que dejé de estar tan al día y decidí leer más poesía y escuchar más a la gente de antes. Sí he visto a un grupo, Belako, que me dejó anonado. Es una banda de jóvenes que dije: ¿alguien duda del futro? Esto está hecho.

Otra cosa es la industria…
La industria está aún viendo de dónde le han dado la colleja. Están cambiando los tiempos y la diversión de la gente.

¿Cómo está cambiando la diversión de la gente?
Pues en 5 minutos pueden tener toda la discografía y antes estabas esperando a que tu grupo sacara el vinilo y llegabas a casa y lo ponías sin parar. Era una sustancia psicotrópica, era la biblia hasta que sacaban el siguiente trabajo. Y soy así para trabajar.

¿Sí?
A mí cuando sacaron el CD me jodieron porque se acabó la estética del vinilo. Ver el DVD y eso es jodido. Me gusta el vinilo. Me mata lo otro.

¿Qué poesía es la que más le ha inspirado?
Leopoldo María Panero, y eso que no le entiendo, pero es que me da igual. Y no sé si estaba loco o se lo hacía. Su bagaje cultural era brutal. Leía a Mallarmé en francés…

¿En este país somos especialistas en no valorar?
Bueno, tampoco hace falta y a veces está bien no ser conocido masivamente.

Sí, pero luego dices Bisbal y todos saben quién es.
Pero es que ¿quién es el presidente? ¿Qué sistema tenemos? Es que estamos hablando de monarquía. Todo nos lleva a eso a Los Asesinos de Belén Esteban. Yo creo que habría desempolvar la guillotina. Fue un elemento que tuvo mucho que hacer y decir. Así de claro. Nadie va a ganar la liga mientras esté el Madrid y el Barcelona, mientras PP y Psoe sea lo mismo, nada. Había que haber expulsado a Felipe hace mucho, pero ¿cómo, si les ha robado las iniciales hace mucho tiempo?

¿Lo raro es que estemos quietos?
Sí, sorprende que la calle no esté ardiendo

¿Nos hemos acostumbrado a vivir en crisis?
Sí. Incluso hay que escuchar eso de qué suerte que cobras mil euros. Tendríamos que pararnos porque alguien nos está empujando al enfrentamiento, hay que pararse, dar la vuelta y empezar a correr a hostias a quienes nos está empujando.

¿Qué ha pasado con el nivel intelectual en parte de la música?
El negocio le dio la vuelta. A todos nos gustaba tener todos los medios de todo: tú tranquilo, no te preocupes de la economía de la banda que te vamos a mantener y harás promoción a saco y cuando acabes tendrás el gramo preparado, Es más: lo tenías antes y después. Comienzas a hacer un papel que no es ni siquiera el tuyo. Y te va destrozando el entorno familiar en mi caso que era lo que me sujetaba a todo. En casa disfrutaba pero cuando eso se metió dentro todo Toma una deriva que tienes elegir.

Y usted eligió…
Sí, hace ya más de diez años que no me pongo perica ni alcohol ni petas, sin más. Podría, pero no me apetece, estoy en un momento increíble.

¿Como fue salir a escena habiendo dejado todo?
Fue relativamente sencillo, porque cuando llegas al punto más bajo que puedes llegar todo lo demás es una alegría, hacerlo sin. El Drogas tenía que ser el más en todo, un tío tímido y de pronto tienes que ser el más.

Mierda y gloria…
Cuando sólo hay eso alrededor tienes que romper. Y mi oficio me encanta, que no me despierten nunca de este sueño.

Ojalá todos pudieran… Pero haría falta talento además de tantas cosas…
Bueno, todo el mundo tiene talento. Yo me siento bastante mediocre en bastantes cosas. Todos somos imbéciles pero hagamos que el nivel de imbecilidad baje un poco leyendo o yendo al teatro…

Pero hay quien no quiere…
Igual esos no quieren quitarse el nivel de imbecilidad. Antes el tonto de la cuadrilla era el que cuando entrabas en un bar lo veías decías es el tonto, se quedaba solo. Ahora está Facebook y el tonto es el que está todo el rato entrando en todos los sitios poniendo imbecilidades. Para el tonto de la cuadrilla es útil.

¿Y no es el tonto cuando todos empiezan a hablar de televisión y el que lee se calla?
Puede ser. Pero hablo de imbecilidad colectiva que es donde estamos. Así de claro.

Si le digo Barricada…
Fue duro, me echaron, yo no me fui. Ellos siguen diciendo que no. Me llama un técnico de estudio que me dice que hay un nuevo bajista en Barricada. Así me entero. Y él me dijo que le dije: Es na putada pero me lo esperaba. Pero forma parte de mi pasado, y hace que gracias a eso tenga este presente y esté con la gente que quiero, y espero que el futuro sea ilusionante. Ya estoy trabajando en un nuevo disco, que va a ser largo y denso. Un año y medio tardaré.

Paula Arenas

Fuente: 20Minutos

Enlace de la Fuente: El Drogas: “Hace diez años que no me meto ni perica, ni petas ni alcohol, y podría, pero no me apetece”

(Visited 237 times, 1 visits today)